Johonson llega a Texas con la leccion del año pasado aprendida

viernes, 5 de noviembre de 2010

El Chease de 2009 se perfilaba como una molestia para los enemigos de la aburrida repetición cuando la categoría se presentó en el Texas Motor Speedway en noviembre pasado. Jimmie Johnson estaba haciendo sus habituales cosas anuales de otoño para alcanzar otro campeonato.
Pero sólo a tres vueltas de iniciadas las Dickies 500, el drama de la Caza sacudió su hermosa cabeza. Johnson tuvo un gran accidente y terminó 38vo.
Luego se recuperaría de Texas y fue rumbo a ganar su cuarto campeonato consecutivo, pero Johnson sabe que repetir ese incidente en la recta opuesta este fin de semana podría costarle su quinto título consecutivo.

"Como dijo antes Kevin [Harvick, tercero en el campeonato a 38 puntos de Johnson], habrá que estar entre los cinco primeros para mantenerse en el juego", comentó Johnson.
"El juego" está tan cerrado como nunca. Cuando las AAA Texas 500 del domingo (3:00 p.m., Speed Latinoamérica) comiencen, tres pilotos tendrán esperanzas legítimas en el Chase. Además de Johnson y de Harvick, está Denny Hamlin , quien ocupa el segundo lugar y sólo a 14 puntos del líder.

Johnson no sólo no puede permitirse el lujo chocar, necesita terminar adelante. Quizás mejor de lo que es su promedio de llegada de 10.1 en Texas."Necesitamos el máximo de puntos", dijo Johnson. "Por supuesto, es un poco más fácil de perdonar o más fácil para su equipo y uno mismo con una gran ventaja de puntos. Pero no tenemos eso este año. Vamos a tener que correr, y estamos listos para eso".
Hace un año, Johnson tenía un colchón de 184 puntos sobre Mark Martin tras Talladega.
Tan cómodo era el liderazgo para el piloto de Hendrick Motorsports, que estaba en un modo semi-relajado cuando llegó a Fort Worth. No fue exceso de confianza y ciertamente no estaba contando pollos, pero sabía lo difícil que hubiese sido para alguien arrebatarle el campeonato, a menos que aparecieran problemas.

La situación se produjo apenas minutos después de iniciada la carrera, cuando Sam Hornish Jr . y David Reutimann se enredaron y Johnson se convirtió en una víctima inocente.
Golpeó la pared y después tuvo que quedarse en los garages durante una hora aproximadamente.

El descanso había terminado por ese año."Ya saben", Johnson diría después, "la presión de ganar el cuarto campeonato realmente no me llegó hasta que golpeé la pared en Texas. Y entonces fue como, 'hombre, no puedes relajarte'. Uno no puede confiar o pensar que las cosas van a ser sencillas".

La lección de eso no solamente fue aprendida, fue llevada a la cabeza de Johnson con un martillo.
Dos semanas después de sucedido eso, y una semana después de ganar en Phoenix y reestablecer su cómoda ventaja, Johnson seguía obsesionado con la tercera vuelta en TMS.
"Mi mente todavía está detenida en Texas" dijo en la gran conferencia de prensa previa de prensa previa a la carrera de Homestead. "Estoy tan concentrado en lo que pasó en Texas y en el hecho que la ventaja de 184 puntos fue recortada a 73".
Ahora sin una gran ventaja de puntos en la que apoyarse, la estrategia el domingo en Texas será sencilla para el equipo N º 48.

"A poner todo", dijo Johnson, cuyo único triunfo en Texas fue en la carrera de otoño de hace tres temporadas. "Tenemos que ser tan competitivos y tan rápidos como nos sea posible en este momento. Vamos a tres pistas que son buenos para los tres competidores".
"Obviamente tomar ventaja de las cosas y ganar si es posible. Diez puntos extra de primero a segundo será importante. Liderar vueltas, liderar la mayor cantidad de vueltas, uno tendrá que hacer su propio juego importante de aquí en adelante" concluyó.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en Pasión Automovilismo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
 
 

Contacto:

Pasion_automovilismo@hotmail.com

Twitter:
@Pautomovilismo